Dicen que el dinero no da la felicidad pero todos sabemos que algo si que ayuda. Tener dinero nos permite desarrollar muchas de nuestras aficiones y disponer de más tiempo para disfrutar de la vida.

En este artículo vamos a ver 4 consejos que te ayudarán a gastar menos y ahorrar más sin romper tu estilo de vida actual.

4 Consejos de ahorro que te ayudarán a ser más rico

1. Evita comprar para sentirte mejor

Muchas personas, cuando se sienten mal, con los ánimos bajos, deciden ir de compras para intentar arreglar este estado anímico con la adquisición de un “capricho”. Entendemos por capricho un artículo que realmente no necesitamos y cuya compra se corresponde únicamente a una cuestión emocional y casi irracional.

Este tipo de compras al final del año se comen gran parte de nuestro presupuesto ya que precisamente estos “caprichos” no suelen ser baratos.

En lugar de intentar cambiar nuestro estado de ánimo con compras impulsivas, debemos buscar formas más saludables de hacerlo. En primer lugar porque las compras impulsivas tienen un coste económico asociado, y en segundo lugar porque el efecto conseguido tiene muy poca duración.

2. Ten cuidado con los créditos

Los créditos son un arma de doble filo. Por un lado pueden ser de vital importancia para financiar por ejemplo la compra de una casa o la de un coche, pero por el otro pueden convertirse en un tremendo dolor de cabeza cuando cada mes recibimos sus cuotas.

Antes de pedir un crédito hay que asegurarse de que de verdad lo necesitamos, es decir, que no atiende a la compra de un capricho. Además, también debemos comparar las condiciones y sobretodo los intereses que nos piden por el crédito.

Sobretodo son peligrosos los créditos rápidos que se otorgan de manera “Rápida y sin Papeleo” ya que los intereses que llevan asociados suelen ser estratosféricos. Estos mini-créditos se aprovechan de la necesidad y por ello aplican tasas tan elevadas. Normalmente la gente que acude a este tipo de créditos es porque previamente sus solicitudes han sido rechazadas por los bancos y es por ello que no les quedan muchas más alternativas.

3. Monitoriza tus gastos y lleva un control sobre ellos

Seguro que te ha pasado en más de una ocasión el llegar a fin de mes sin dinero y no saber exactamente en qué lo has gastado. Ese es uno de los principales problemas a la hora de ahorrar: no saber dónde gastamos el dinero y por lo tanto no tener una visión clara de dónde podemos ahorrar.

Lo ideal es controlar y categorizar todos los gastos que tenemos cada mes. Para ello podemos utilizar desde una app como fintonic, hasta una hoja de cálculo o un cuaderno de ahorro kakeibo.

Cuándo sepas dónde y cómo gastas tu dinero, te será más fácil limitar los gastos encontrando fórmulas de ahorro.

4. Invierte tu dinero

Además de ahorrar conviene también invertir el dinero. Como ya sabrás, debido principalmente a la inflación, el dinero va perdiendo valor con el paso del tiempo y por lo tanto cada vez, con la misma cantidad de dinero, se pueden comprar menos cosas.

Para evitar este efecto y si tienes suficiente dinero como para no depender en todo momento de tus ahorros, conviene invertirlo para que genere un rendimiento. Existen muchas formas de inversión y elegir la que más te convenga requerirá que analices bien las ofertas y decidas una que vaya bien con tu forma de ser. Hay formas de inversión que no tienen mucho riesgo y en cambio otras que tienen mucho más. Una inversión de más riesgo suele tener unos beneficios mucho más elevados que las inversiones de menos riesgo.

Ahora que ya conoces estos 4 consejos, ponlos en práctica y observa como poco a poco tu economía sigue mejorando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here