A pesar de que resulta difícil que una sola persona pueda hacer un mundo mejor por si sola, las pequeñas acciones hechas por millones de personas pueden marcar una gran diferencia.

¿A quién no le gustaría vivir en un mundo más amable, respetuoso y seguro? Estas pequeñas acciones crean un gran valor y transformar a las personas que están a nuestro alrededor. En este artículo te ofrecemos 30 ideas para conseguir el objetivo de un mundo mejor. ¿Las compartes?

30 Pequeñas acciones para hacer un mundo mejor

  • Recicla; el reciclaje es de vital importancia no sólo ayuda a necesitar menos recursos sino que también evita que se contamine el entorno con los desechos sobrantes.
  • Dúchate en lugar de bañarte; reducirás el consumo de agua y por lo tanto los costes medioambientales asociados a este consumo.
  • Saluda y da los buenos días; no importa que no conozcas a alguien, cuando entres en una tienda, una cafetería o incluso el ascensor recuerda saludar y dar los buenos días.
  • Sonríe; la sonrisa es un arma muy potente que puede ayudar a aliviar el estrés y conseguirá que las personas con las que te cruces se sientan más cómodas y se contagien de esta sonrisa.
  • Ayuda a otras personas; hay cientos de maneras de ayudar a otras personas, desde acompañar a una anciana subiendo las bolsas de la compra, hasta echar una mano al vecino con una reforma en la casa.
  • Pon plantas en tu vida; no importa si vives en el campo o en la ciudad, pon plantas en tu vida, cuídalas y crea pequeños espacios verdes. Por pequeña que sea la planta y por poco que pueda hacer, estará ayudando a limpiar el aire de dióxido de carbono.
  • Se respetuoso con la naturaleza; si estás en contacto con la naturaleza respétala y cuídala, tanto a plantas como animales. No arrojes basura y no molestes a otras especies.
  • No compres mascotas, adóptalas.
  • Presta o regala las cosas que ya no utilices.
  • Apaga las luces y los electrodomésticos cuando no los estés utilizando; ahorrarás electricidad y reducirás la cantidad de dióxido de carbono que arrojas a la atmósfera.
  • Dedica parte de tu tiempo a una buena causa; desde causas locales hasta causas globales todos podemos aportar nuestro pequeño granito de arena.
  • Pasa más tiempo con personas ancianas; en ocasiones pueden sentirse solas en estos últimos años de su vida, tu compañía les reconfortará y además tu podrás aprender mucho de ellos.
  • Ríete; ten buen humor y afronta de manera positiva la vida. La risa es contagiosa y sus beneficios están científicamente probados. 
  • Escucha a la gente, deja hablar e intenta comprender lo que quieren expresar. Todo el mundo se siente mejor cuando se siente escuchado.
  • Da las gracias y expresa tu aprecio por todas aquellas cosas en las que te ayuden los demás.
  • Se paciente y respetuoso con los ancianos y todas aquellas personas que no puedan seguir tu ritmo o que te estén causando alguna molestia de manera involuntaria.
  • Si ves a un turista que está perdido o que no encuentra lo que busca, ayúdale amablemente a encontrarlo.
  • Apadrina a un niño del tercer mundo que no tenga las mismas posibilidades que tuviste tú para salir adelante. Los niños son muy vulnerables y hay que cuidar de ellos.
  • No pierdas el contacto con tus amigos, envíales mensajes, pregúntales que tal se encuentran y queda con ellos siempre que puedas para compartir un poco de tiempo.
  • Conduce de manera responsable, evita la bocina y los gritos y se un poco más paciente.
  • En el transporte público ofrece tu asiento a alguien que pueda necesitarlo más que tú.
  • Dona sangre, puedes ayudar a salvar vidas.
  • Comparte tus libros y deja que personas que no pueden acceder a ellos tengan la oportunidad de leerlos.
  • Echa una mano a tus compañeros de trabajo que se encuentren más estresados.
  • Si encuentras un objeto perdido intenta devolverlo a su dueño.
  • Presta un poco de tu dinero en proyectos como Kiva.org que ayudarán a personas de zonas desfavorecidas a crear su propio futuro.
  • Planta árboles; puedes unirte a campañas de plantación de árboles y ayudar con tu trabajo a reforestar zonas que están perdiendo sus árboles.
  • Se positivo y transmite esa positividad.
  • Ayuda a los indigentes, en ocasiones un poco de comida o productos de higiene personal pueden mejorar sus condiciones hasta el punto de ayudarles a encontrar un trabajo.
  • Defiende a aquellas personas que no puedan hacerlo por si mismas y no participes abusos de ningún tipo contra ellas.

¿Qué te parecen? ¿Se te ocurre alguna mas? Compártela con nosotros y no dudes en poner estas acciones en práctica.

2 Comentarios

Dejar respuesta