En verano es habitual ver a decenas de personas con quemaduras solares provocadas por la exposición sin protección a los rayos del Sol. Esto no sólo es perjudicial para tu salud por que agrava las posibilidades de sufrir un cáncer de piel, sino que también provoca unas grandes molestias y sensación de quemazón durante los días posteriores.

Existen cremas y ungüentos en las farmacias que ayudan a aliviar los síntomas y a recuperar el estado original de nuestra piel, pero si queremos usar productos naturales nosotros mismos podemos preparar remedios caseros de eficacia probada.

En este artículo te proponemos 3 remedios naturales y caseros para las quemaduras solares y además te damos unos cuantos trucos para prevenirlas.

La importancia de prevenir

Prevenir las quemaduras solares es más sencillo que curarlas. Cuando nuestra piel se expone a los rayos ultravioleta del Sol sin protección, comienza a quemarse. En un primer momento se queman las capas exteriores de la piel, pero cuanto más tiempo te expones, más penetran los rayos y más afectan a las capas interiores.

Tener ojos azules, piel clara, pelo claro o tener pecas son factores que determinan un mayor riesgo de sufrir problemas por la exposición solar. Si te identificas con alguno de estos factores es primordial que pongas un mayor atención a la exposición solar.

¿Cómo podemos prevenir la acción de los rayos ultravioleta sobre nuestra piel? Aquí van algunos consejos:

  • No exponerse a la luz solar durante las horas de mayor incidencia (Entre las 12h y las 16h las radiaciones solares son mucho más agresivas).
  • Ponerse protección solar. La protección solar evita que los rayos UV penetren en nuestra piel. Es aconsejable ponerse un factor alto (30) o muy alto (+50).
  • Hay que ponerse esta crema por lo menos 20 minutos antes de exponerse al sol.
  • A lo largo del día hay que re-aplicarse la crema cada vez que nos metamos al agua o pase el tiempo de efectividad establecido por el fabricante.
  • Manténte hidratado.
  • Ten cuidado los 365 días del año, no te fíes de los días nubosos y presta especial atención cuando subas a la montaña. En la montaña la acción solar es mayor ya que la capa de atmósfera que atrapa los rayos solares se reduce.

Tratar las quemaduras

Si han llegado demasiado tarde los consejos de prevención y ya te has quemado, no te preocupes, aquí te explicamos tres tratamientos naturales que podrás aplicar.

1. Aloe Vera

El Aloe Vera es uno de los remedios que mejor funcionan para las quemaduras solares. Tiene un gran poder reparador e hidratante y además calma muy rápido gracias a su frescor la sensación de quemazón.

Por si esto fuera poco, el Aloe Vera es una planta muy fácil de cultivar en casi cualquier clima, es por ello muy recomendable contar con una o varias en casa para usar en ocasiones como esta.

¿Cómo podemos aplicar el Aloe Vera? Coge varios tallos de Aloe y déjalos en la nevera durante unos minutos. Una vez estén fresquitos, pela uno de los laterales de la rama para dejar al descubierto el interior húmedo de la planta. Frota suavemente por el lateral pelado en la zona a tratar. Enseguida notarás una piel más calmada y con unas pocas aplicaciones comenzarás a sentir la zona re-hidratada.

2. Avena y leche

A pesar de que podría parecer un desayuno, esta mezcla también sirve como tratamiento para la piel. Para prepararla sólo tienes que poner en un bol, un poco de leche y un poco de avena hasta que esta absorba toda la leche y quede con una textura pastosa.

Una vez tengas lista esta pasta (que puedes dejar reposando en la nevera), debes aplicarla suavemente en las zonas quemadas. Las propiedades anti-inflamatorias de la avena combinadas con la acción hidratante de la leche son un gran remedio para la piel quemada.

3. Pasta de patata

La pasta de patata también es un remedio muy conocido para aliviar el dolor de picaduras, quemazones e irritaciones en la piel. Se cree que ayuda a reducir la inflamación y además es muy sencillo de preparar.

Simplemente debes coger una patata, rayarla y untar la pasta por la zona quemada. Si la patata no es lo suficientemente jugosa, puedes mezclarla con un poco de agua para que te resulte más fácil de aplicar.

Si no tienes un rallador tampoco pasa nada. Puedes aplicarla en rodajas directamente sobre la piel aunque no será tan efectiva.

Cosas que no debes hacer cuando te has quemado

Cuando te quemas la piel hay una serie de cosas que debes evitar hacer para poder recuperarte lo antes posible, estas son las más importantes:

  • Evita que te vuelva a dar el sol en las zonas quemadas
  • No vistas ropa ajustada que pueda producirte roces y que no deje respirar a la piel
  • No utilices jabones o champús muy agresivos para limpiar la zona
  • Utiliza agua tibia para limpiarla
  • No te rasques ni te quites trozos de piel

Si ves que la quemadura tiene mala pinta, visita a tu doctor para que te de un remedio más específico. La próxima vez recuerda que lo importante en estos casos es la prevención.

Dejar respuesta