Las vacaciones son ese momento del año que todos esperamos para relajarnos, disfrutar, viajar y conocer lugares del mundo increíbles. El problema es que no siempre estas vacaciones salen como queremos: mal tiempo, resfriados, robos o incluso timos y estafas pueden hacernos pasar un mal momento.

Aunque factores como el mal tiempo no los podemos evitar, los timos y las estafas si que podemos prevenirlas sabiendo como actúan los estafadores. Yo soy una persona viajera por naturaleza y he tenido la suerte de visitar muchos lugares del mundo y en alguno de ellos me he encontrado con gente que ha intentado estafarme o timarme. Es bastante habitual en todo el mundo.

En este artículo he hecho un recopilatorio de 12 timos habituales que sufren los turistas y de como evitarlos o prevenirlos. Algunos los he sufrido yo mismo y otros me los han contado amigos viajeros. Si eres cauto y conoces el modo de actuación de estos estafadores, reducirás al mínimo las posibilidades de ser estafado. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo…

1. El taxista caro

prevenir-timos-y-estafas-viajes

Por desgracia este es uno de los timos más habituales en todo el mundo. Te montas en un taxi, le indicas la dirección y el taxista, en lugar de llevarte directamente a tu destino decide recorrer toda la ciudad haciendo de este modo que aumente la cantidad de dinero que tendrás que pagarle al finalizar el trayecto. ¿Te ha pasado alguna vez?

Existe una manera muy efectiva de evitar este timo que yo siempre uso. En primer lugar, antes de viajar investigo por internet la distancia y los precios medios de los trayectos que con seguridad se que voy a tener que realizar en taxi una vez llegue a mi destino. (Por ejemplo del aeropuerto al hotel o del hotel al centro de la ciudad). Sabiendo esos precios siempre intento pactar con el taxista un precio por adelantado. Le pregunto cuánto me puede costar el trayecto antes de subirme al taxi y lo comparo con los datos que yo había encontrado en internet. Si se corresponde el precio, me subo al taxi sin problemas.

Cuando se trata de recorrido por la ciudad que no tenía previstos lo que hago es preguntar a dos o tres taxistas antes de subirme cuál es el precio aproximado para que me lleve a mi destino. Si existe alguna diferencia entre las respuestas de los taxistas siempre cojo el que me haya propuesto un precio más bajo. Preguntando no sólo evitarás que luego se salga del presupuesto que te había prometido sino que también le mostrará al taxista que eres una persona cauta y que no va a ser fácil engañarte.

2. La pulsera de la suerte / amistad

estafas-habituales-viajes

Este es sin duda uno de los timos o estafas que más odio a pesar de que no suelen tratarse de grandes cantidades de dinero, resulta muy pesado.

Vas caminando por la ciudad y una persona, normalmente una mujer, te coge del brazo y comienza a atarte una pulsera de tela o lana. Si no sabes lo que está pasando te quedas mirando como un tonto hasta que termina de atarte la pulsera. En ese momento ya no hay vuelta atrás. Esta persona, que te ha atado la pulsera sin tu consentimiento, te pedirá una cantidad de dinero muy elevada. Si te niegas a pagarlo te intimidará con otros compañeros que aparecen de la nada para que lo pagues, irá regateando hasta proponerte una cantidad que tu aceptes y en ese momento saldrá ganando.

El coste de estas pulseras es muy bajo, pero resulta habitual que te pidan entre 5 y 30 euros por ellas. Para evitarlo lo mejor es quitar el brazo en el mismo momento en el que te lo agarran, decir contundentemente que no quieres nada y seguir caminando. A la mínima que el estafador detecta debilidad o vergüenza en la persona, continuará insistiendo hasta atar la pulsera y recibir su “pago”.

3. Los trileros

estafas-habituales-viajando

Esta estafa es mas vieja que las ganas de estafar. El “trile”, también conocido por “dónde está la bolita” es un juego-estafa muy habitual en algunas de las calles más concurridas de las ciudades turísticas pese a estar prohibido en muchas de ellas.

Te encuentras con un grupo de personas alrededor de una mesa en la que un trilero menea tres vasos y una bolita a la vez que incentiva las apuestas: “Si encuentras dónde está la bolita te llevas el doble de lo que apuestes”. Verás que parece bastante fácil seguir la posición de la bolita y que la gente que está ya jugando esta ganando. Pero atención: ¡Es una trampa!

Las personas que están jugando y ganando son cómplices del trilero que lo que buscan es dar la sensación de accesibilidad. Además el trilero estará jugando con los vasos a una velocidad lenta y cuando tú decidas apostar será cuando el juegue como de verdad sabe, a toda velocidad y haciendo imposible encontrar la bola. En muchas ocasiones puede incluso que esconda la bola y juegue sin ella para que no tengas ninguna posibilidad de ganar.

La forma de no ser estafado con este juego es alejarse de él y ni siquiera probarlo por fácil que te parezca.

4. Copiado de datos de tarjetas de crédito

timos-habituales-viajando

Este es uno de los timos que más teme el turista a la hora de viajar y a su vez uno de los más fáciles de ser evitado.

En ocasiones cuando vas a pagar con tarjeta en un local, el cajero o cajera copia rápidamente los datos de tu tarjeta que luego podrá utilizar para realizar compras por internet. Normalmente estas estafas se realizan a turistas ya que se aprovecha para realizar las compras mientras el estafado está de viaje y que de este modo no se de cuenta del saldo de su tarjeta y no lo pueda reclamar.

La forma de copiar estos datos se ha simplificado mucho gracias a los smartphones ya que con un simple video del frontal y la trasera de la tarjeta se obtendrán todos los datos necesarios para realizar las compras online.

La forma más eficaz de evitar este timo es no pagando con tarjeta en aquellos lugares que consideremos sospechosos o que no nos den buenas vibraciones. Además debemos tener en todo momento al alcance de nuestros ojos la tarjeta y no permitir que el cajero/a le enfoque con un teléfono móvil a pesar de que pueda parecer que lo está utilizando para llamar o hablar por whatsapp.

Por último, si has vuelto de tus vacaciones y te has encontrado con este problema habla con tu banco, cambiarán los datos de tu tarjeta y en muchas ocasiones te reembolsaran el dinero que te hayan estafado.

5. El policía falso

timos-y-estafas-viajes

El timo del policía falso puede suponer un gran susto durante nuestras vacaciones. Hay lugares del mundo en el que es una práctica bastante habitual y por lo tanto deberás extremar las precauciones. Las posibilidades de encontrarte con este timo son inversamente proporcionales al nivel de desarrollo de tu destino. Es decir, en destinos más desarrollados será más difícil encontrarse con esta estafa.

Un policía se te acerca y te comenta que has realizado una infracción. En ocasiones las infracciones son muy estúpidas e incluso inverosímiles pero de todos modos te pedirá dinero para pagar la multa en ese mismo momento alegando que si la pagas más tarde el importe será mucho mayor. Muchos turistas acceden a pagarla por el miedo a importes mayores y lo hacen sin realizar demasiadas preguntas.

Para evitar este timo es importante pedirle al policía su documentación oficial. En la mayoría de los casos será fácil discernir si es un policía real o falso pero en cualquier caso nunca accedas a pagar en el momento, es preferible que te envíen la notificación de cobro a tu domicilio. En este caso podrás comprobar si se trataba de un policía real y no serás timado.

6. El ticket falso

Timos-habituales-viajes

Estás de vacaciones en una ciudad y decides asistir a un evento cultural o deportivo para completar una jornada turística ideal. Te acercas al lugar del evento y cuando te aproximas a la taquilla un joven muy amable te dice que su novia se ha puesto enferma, no ha podido venir y que te vende las entradas a mitad de precio (la excusa puede ser otra parecida).

Ante la oferta de un 50% de descuento y por empatía a ese pobre joven que se va a perder el evento, accedes a comprarle las entradas. Te sientes feliz, estás contento, crees que es tu día de suerte y has hecho un gran “negocio”. El problema es que cuando quieres acceder, la persona encargada del control de entrada te dice que esos tickets son falsos y no te deja entrar. Por supuesto de nada servirá que le digas que te los ha vendido un joven y que has sido estafado. La reventa está prohibida y ha sido tu culpa caer en este timo.

La mejor manera de evitar esta estafa es comprando siempre las entradas en taquilla o por internet en las páginas oficiales si quieres conseguir algún descuento. Sospecha siempre de esos “golpes de suerte” que hacen que te ahorres mucho dinero.

Estos han sido los primeros 6 timos de este artículo, si quieres conocer los 6 siguientes no te pierdas la segunda parte de 12 timos habituales que debes conocer antes de viajar. ¿Conoces algún timo más? Cuéntanoslo y lo publicaremos en próximos artículos.

Imagen:  Carlos Mota Jr.nozoomiiGeorgeSean MacEnteeEugenia Lyakhova, Todd

“Navarrico” de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Mi última creación blogger personal es Supercurioso.com, si sientes curiosidad te invito a que la visites.

10 Comentarios

  1. Otro timo si viajas a un país con una moneda distinta al tuyo. Al pagar una compra en un comercio (donde el dependiente tenga un mostrador donde ocultar sus manos), éste te recibe el billete que le entregas, pero al momento te lo devuelve diciendo que le has dado un billete de menor importe a la compra, mostrándote un billete distinto al que entregaste. Te quedarás muy extrañado porque tú estarás convencido de que habías entregado un billete mayor, pero al no conocer la moneda y ver al dependiente tan seguro devolviéndote un billete que dice que le has entregado, lo recibirás de vuelta y le darás otro billete de más valor.
    Siempre que estés pagando asegúrate antes del billete que entregas y no te distraigas charlando con alguien ya que pueden aprovechar para confundirte.
    Este timo lo vi en Estocolmo (Suecia) en una tienda de recuerdos de la que jamás desconfiarías.

  2. El otro timo y de pesimo gusto, es que te ofrezcan 12 formas habituales y te presenten solo SEIS…. Que verguenza José Antonio Muñoz, pseudo periodista barato

    • Hola José,

      Si lees el último párrafo del artículo se explica claramente que se trata de los 6 primeros timos y que en el siguiente artículo se explican los 6 siguientes. En el título del artículo también aparece que es la parte (I). Creo que no estamos timando a nadie y menos cuando el blog es totalmente gratuito. Buen día!

    • Hola Arturo, como verás al final del artículo dice que se trata de la primera parte. En la segunda parte se explican los otros 6. Un saludo!

  3. En algunos lugares se acerca una persona y te pide permiso de contarte una historia, obviamente tu mientras estabas observando alguna edificación, paisaje X cosa. Te da un breve relato y al final te pide una cooperación, al final es un timo por que no sabes que te iba cobrar, no me he negado a no pagar por lo tanto no se que pase si no lo hagas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here