Seguro que en más de una ocasión has tenido que tirar algo de tu nevera que se ha puesto malo porque no recordabas que estaba allí y lo dejaste demasiado tiempo sin consumir. En este artículo queremos compartir contigo 10 pequeños trucos que te ayudarán a organizar mejor tu nevera, hacer que los alimentos duren más y gastar menos dinero en electricidad y compra.

10 Trucos de nevera para no tirar nunca más la comida

1. Haz un inventario de los alimentos más perecederos

Después de hacer la compra y antes de meter los productos en el refrigerador, es conveniente apuntar las fechas de caducidad de aquellos productos que se estropeen antes en un post-it y pegarlo en la nevera.

De este modo podrás tener controlado el vencimiento de cada uno de estos productos, para así poder consumirlos antes de que se estropeen. Además, también será un buen recordatorio para saber cuando comprar los alimentos que ya has gastado.

2. No mezcles vegetales y frutas

Algunas frutas producen etileno que es un gas que provoca la maduración. El etileno afecta especialmente a las verduras y es por ello que conviene conservarlas por separado en el frigorífico.

3. Almacena los huevos en un tupper

A pesar de lo que puede parecer, la cáscara de los huevos es un material poroso y las bacterias son capaces de atravesarlo. Si guardamos los huevos en un tupper dentro de la nevera, conseguiremos ampliar el tiempo hasta que se pongan malos. Además, al estar en un tupper podremos apilar encima de ellos otros productos sin miedo a romperlos.

4. No dejes la puerta abierta mucho tiempo

A veces cuando queremos preparar algo para comer, nos quedamos en frente de la nevera mirando a ver que encontramos y con todo el frío saliendo afuera. Esto puede provocar que suba la temperatura hasta 5 grados lo cuál puede provocar que los alimentos más sensibles se pongan malos. También si evitas este comportamiento ahorrarás dinero en electricidad.

5. Congela por raciones individuales

Cuando se descongela un alimento, no se puede volver a congelar. Por este motivo conviene congelar los alimentos en raciones individuales, de este modo cada vez que descongelemos una la consumiremos por completo sin tener que volver a congelar lo que nos sobre.

6. Marca la fecha de apertura

Cuántas veces has abierto la nevera para coger la leche y te has preguntado: ¿Cuánto tiempo lleva la leche ahí? Beber leche agria no es agradable ni saludable. Es por ello que en productos como la leche que se ponen malos rápidamente después de abrir sus envases, conviene marcar con un rotulador la fecha de apertura. Con esta sencilla técnica tendrás siempre controlado el estado de los productos de tu nevera y no te volverás a llevar un “mal trago”.

7. Lo viejo al frente

Los supermercados y otros establecimientos que venden productos perecederos cada vez que reponen sus estanterías ponen lo más viejo al frente y lo nuevo hacia atrás. De este modo consiguen que sus clientes se lleven los productos que están más cerca de caducar ya que estos serán los más fáciles de coger. Tú puedes seguir esta misma estrategia en tu nevera y poner todos los productos que llevan más tiempo al frente para que así te acuerdes de consumirlo.

8. Lava los productos antes de servirlos, no antes de guardarlos

Muchas personas lavan los productos antes de meterlos en la nevera con la idea de preservar a higiene del frigorífico. El problema es que precisamente lavando con agua algunos de los alimentos, lo que estamos haciendo es darles a las bacterias que están adheridas a ellos un gran trago de agua que les permitirá reproducirse.

9. Quita los tallos y hojas de los tubérculos y raíces

Los tallos y las hojas de algunos tubérculos y raíces como las zanahorias, los nabos, las remolachas o los nabos chupan toda la humedad de la parte comestible y hacen que se sequen antes. Si los cortas antes de almacenarlos, te durarán mucho más tiempo frescos.

10. Utiliza recipientes transparentes

Si tienes que guardar alimentos en recipientes dentro de la nevera (aunque también fuera de ella) conviene que sean transparentes. Con envases transparentes podremos ver el estado actual de los alimentos para de este modo evitar que se pongan malos o tirar los que ya lo estén antes de que perjudiquen a otros alimentos. Además, el utilizar recipientes como tuppers te ayudará a tener todo más organizado y herméticamente protegido.

Esperamos que te hayan gustado estos trucos y que los puedas poner en práctica para que tus alimentos duren mucho más tiempo frescos y con todas sus propiedades naturales.

Imagen: Freepik

3 Comentarios

  1. Lo mejor es no tener demasiados alimentos, desde el momento que cosechanlos vegetales y frutas, comienzan a degradarse, si le agregamos el tiempo que llevan en el supermercado , el transporte, uff. Comamos los alimentos de ser posible lo mas frescos que podamos.

    • And from SemtexTV “A few weeks ago, I hooked with Lil Wayne in Amsterdam at the Coffee Shop, and we talked about a lot of things”. So I’m guessing definitely Coffee Shf/oCofoeeshpp?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here