Debido a la situación actual de mercado, en la que encontrar un trabajo es todo un reto, vemos las entrevistas como partidas de Poker en las que el entrevistador tiene todas las manos para ganar. Pero a pesar de este contexto de crisis debemos entender que las entrevistas de trabajo son bidireccionales y del mismo modo en el que nos hacen preguntas, nosotros también podemos preguntar. Tú también tienes derecho a saber si el puesto para el que estás aplicando es el adecuado para ti (A no ser que te encuentres en una situación desesperada en la que no puedes permitirte rechazar ningún puesto de trabajo).

Los 3 grandes beneficios de hacer preguntas en una entrevista de trabajo:

  • Demuestran interés, conocimientos e iniciativa. El entrevistador se dará cuenta de que sabes de lo que estás hablando, sabes negociar y sólo aceptarás un puesto en el que estés seguro de poder realizar un buen trabajo.
  • Equilibrará la balanza de la entrevista. Si tienes cierto margen de decisión y negociación, las preguntas correctas pueden equilibrar la balanza y generar en el entrevistador la idea de que no aceptarás el trabajo a la primera de cambio y si tu perfil les interesa se verán obligados a subir su oferta.
  • Te darán pistas sobre la compañía. Estas preguntas clave te permitirán conocer características de la compañía que te ayudarán a decidir si aceptas el puesto o no (en el caso de tener margen de elección)

10 Buenas preguntas que puedes hacer en una entrevista de trabajo:

  • ¿Cuál es la situación actual de la empresa y sus objetivos a corto, medio y largo plazo? Con esta pregunta le demuestras al entrevistador tu compromiso a largo plazo con la empresa y tu preocupación por la consecución de los objetivos de la misma. Por tu parte te harás una idea de la situación actual de la empresa, si sus objetivos son de crecimiento, mantenimiento o de detención de la contracción.
  • ¿Cuál es la cultura de empresa? ¿Se realizan eventos de equipo? ¿Qué relación hay entre los trabajadores? La cultura de empresa es un elemento muy importante para determinar la satisfacción con el puesto de trabajo. Por supuesto el entrevistador intentará mostrarte una cultura de empresa mejor de la que es, pero si estás atento a sus respuestas podrás entrever que tipo de cultura de empresa tienen realmente.
  • ¿Es un nuevo puesto de trabajo o ya existía? En ese caso ¿Por qué dejo el puesto el anterior trabajador? Si es un nuevo puesto de trabajo puedes preguntar cuáles fueron las causas que llevaron a su creación. Por otro lado, si es un puesto que ya existía puedes intentar conocer cuál es el “historial del puesto”, conocer la causa de por que lo abandonaron los anteriores encargados o por qué los echaron. Quizás aquí encuentres un motivo para aceptar o declinar el puesto.
  • ¿Cómo es un día de trabajo habitual en este puesto? Si las explicaciones que te ha dado el entrevistador sobre el puesto de trabajo son un poco vagas, no dudes en realizar esta pregunta para conocer exactamente cuáles van a ser tus funciones y como se desarrollará un día habitual de trabajo en ese puesto. Es una pregunta clásica pero igualmente importante.
  • ¿Cuáles son los objetivos del responsable de este puesto y qué variables definen el éxito en su consecución? En ocasiones algunas empresas esperan de un trabajador objetivos inalcanzables o exageradamente exigentes en contraposición con los beneficios que ofrecen. Conocer desde el principio tus metas puede ayudarte a evitar falsos engaños y saber si realmente estas capacitado para las exigencias del puesto.
  • ¿Cuál es el sistema de retribución del puesto? ¿Es un salario fijo? ¿Fijo + retribuciones variables? ¿Fijo + bonus por objetivos? ¿Hay revisiones de salario temporales? No es necesario explicar la importancia de todas estas preguntas, pero aún así a muchas personas les cuesta preguntarlas por vergüenza ya que son preguntas bastante directas.
  • ¿Hay opciones de promoción dentro de la empresa? Saber si puedes ascender o no dentro de la empresa puede determinar tu elección a la hora de aceptar o no aceptar el puesto ofertado.
  • ¿Hay opciones de formación continua? Algunas empresas que buscan el máximo rendimiento de sus empleados les ofrecen programas de formación continua para que puedan seguir adquiriendo conocimientos y habilidades a la vez que siguen trabajando. De este modo su trabajo en la empresa puede ser más eficiente y no caen en el gran problema de la “desactualización profesional”. Es un punto muy interesante y un beneficio extra que puedes sumar al del sueldo, dietas, etc.
  • ¿Tiene alguna preocupación o duda sobre mi currículum que le pueda aclarar? Esta pregunta también es bastante directa pero nos puede ayudar a recibir feedback honesto sobre nuestro currículum. Quizás nos muestre cuáles son las deficiencias del mismo y nos permita seguir mejorándolas para futuras entrevistas o en un mejor caso, nos permita “justificar” estos puntos flacos.
  • ¿Cuáles son los siguientes pasos en el proceso de selección? Esta es una pregunta perfecta para finalizar la entrevista, no sólo podrás conocer el proceso que seguirá para la selección del candidato al puesto, sino que también y con un poco de suerte podrás ver si están interesados en tu candidatura. Normalmente las explicaciones vagas y poco detalladas de los siguientes pasos demuestran un posible desinterés, mientras que las explicaciones más detalladas podría ser un síntoma de que la entrevista ha ido bien.

Imagen: Wirawat Lian-udom

"Navarrico" de nacimiento asentado en Barcelona. Apasionado de la tecnología, el marketing, los viajes, el cine y las series de TV. Compagino mi trabajo con la escritura de artículos para blogs, y aunque parezca mentira, todavía me queda tiempo para disfrutar del resto de mis aficiones. Mi última creación blogger personal es Supercurioso.com, si sientes curiosidad te invito a que la visites.

Dejar respuesta