Un día porque es lunes, otro porque es domingo y el jueves porque ya está acabando la semana. Los humanos tenemos la fea costumbre de echar la culpa a los demás para justificar nuestra manera de estar. La verdad es que no sirve de mucho porque, al fin y al cabo, si estás enfadado, estás enfadado tú y nadie más y si estás cansado, lo mismo.

Lo cierto es que el ritmo de vida de cada uno es imprescindible para nuestro estado anímico. Nos sentiremos más o menos cansados dependiendo de la rutina diaria que llevemos. A estas épocas del año, lo más común es que, con el inicio de la calor, nos sintamos más fatigados que nunca, pero, siempre que sepas “engañar” a la cabeza, puedes evitar este cansancio con unos sencillos trucos.

1. Desayuna equilibradamente

Nuestros desayunos acostumbran a estar más cerca de poco equilibrado. Esto se debe a las prisas mañaneras, a los 5 minutos más en la cama que nos hacen atrasar todo lo demás hasta quedarnos sin esos 10 minutos para el desayuno. No olvides que gracias a él, condicionaremos el rendimiento de durante el día ya que es el menú más importante del día. Incorpora frutas, cereales y lácteos (y si quieres, también un poco de chocolate, total, lo quemarás durante el día).

2

2. Pégate una ducha de agua fría

Al principio santiguarás todos los santos del mundo pero, lo cierto es que el agua fría nos produce un estado de activación del cuerpo ya que reactiva la circulación sanguínea de nuestro organismo. Evita las duchas calientes y tómatelas si quieres al llegar del trabajo, para relajarte, cenar e ir a dormir.

3. Hidrátate

Beber agua es esencial para nuestro organismo. Piensa que somos un 75% por ciento agua y que eso debería mantenerse si no queremos generar sueño a nuestra mente. Es por ese motivo que los atletas o cualquier deportista de élite bebe tanta agua, ya no tanto para recuperar la deshidratación que ha sufrido por el sudor, sino para evitar estar letárgico.

3

4. Levantarse y moverse

De nada sirven los 3 pasos anteriores si te vas a tirar todo el día sentado en el sofá. Haz algo aunque no tengas nada que hacer, porque ya sabes el dicho de: “contra menos haces, menos quieres hacer”. La poca actividad te mantiene como dormido y te hace sentir fatigado. No tienes porque irte a la montaña a correr, pero, las cosas en casa también te reactivarán. Así que ponte un buen hilo musical y actívate y crea energía.

5. Interactúa cara a cara con otra gente

La socialización es básica para nuestro bienestar y actividad. Estar rodeado de otra gente, nos activa porque hace que nos sintamos ocupados. Somos seres sociales, así que mantente en contacto con otras personas y logra ese punto de actividad cerebral. Si estás cansado, prueba a quedar con alguien y echar una cerveza o lo que se tercie y ten una charla con él. Estar en contacto, nos hace sentir más felices y más productivos.

4

6. La comida natural

No soy demasiado fan de este tipo de alimentación, pero, he de reconocer que mi yo de antes, está mucho más activo desde que come bajo una dieta de productos naturales, es decir, que no sean procesados. El comer productos como la fruta, hortalizas, frutos secos, cereales o proteínas naturales, nos hace estar más activos. La razón no es otra que la facilidad que tienen en ser digeridos porque son más ligeros. Así que ya sabes, las patatas de bolsa que tienes en el armario, están bien pero, mejor están unos cacahuetes.

7. Sube el volumen

Me gustaría escuchar por un agujerito, qué es lo que llevas en el mp3 o el móvil para escuchar. La música es un elemento clave a la hora de activarse y la verdad es que si te pones un blues, muy activo no estarás. Está comprobado que cierta música nos reactiva y nos ayuda a realizar tareas con más ritmo. Si estás limpiando, baila con la música que te pongas y si sales a correr, evita ponerte Adele.5

8. Bebe té

Evita tomarte el tercer café del día. En vez de eso, intenta tomarte un té con teína cuando necesites un empujón. Hay muchas mezclas de tés que te proporcionan una energía natural y que evitarán tenerte con ese nerviosismo que provoca el café. El ginseng o el té negro, son un ejemplo.

9. Evita el alcohol

No te has dado cuenta que los atletas no beben? Es básicamente porque el alcohol nos disminuye el ritmo sanguíneo de nuestro organismo y por lo tanto, nos hace estar más pesados y fatigados.

6Untitled

10. Sal

Si no tienes tiempo para viajar, busca cualquier excusa para salir de casa durante tu rutina semanal. Las salidas a otros sitios diferentes de donde te encuentras día a día, son un perfecto aliado para recargar nuestras energías. Nos hace sentir más vitales y por lo tanto, más activos. Dejar las preocupaciones en casa y salir a dar una vuelta a un parque, una montaña o a la playa, sitios y espacios naturales donde no haya mucha afluencia de gente, nos hace sentir más liberados y cargados de energía. La-técnica-4-7-8 App

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here